La boda de Paloma y Gonzalo

by - 9:00

Paloma y Gonzalo se conocen desde niños ya que sus madres son amigas de la infancia y aunque Gonzalo vivía en Madrid pasaba sus vacaciones en Alicante, la tierra de la novia. No fue hasta los 20 años que se reencontraron y comenzaron a salir. "Después de 9 años de novios me pidió que me casara con él y ¡fue un momento muy romántico!"

La boda se celebró el 29 de abril de 2017 en la Basílica de Santa María, Alicante, a las 18h.  Querían una ceremonia muy emotiva y romántica, y lo consiguieron. 
Decidieron no poner la típica alfombra roja a la entrada de la Iglesia y dejar al aire el suelo antiguo de piedra. Se colocaron unos arbolitos al inicio del pasillo, velas y ramas a lo largo de este, pero lo que primaba en la decoración era el limonium rosa colocado sobre cestas que pusieron tanto en las escaleras del altar como en la puerta de entrada a la Iglesia.






Gonzalo llegó acompañado de su madre, vestida de Helena Mareque, en un Golf Cabrio descapotable del 90, mismo coche que utilizaron también a la salida de la Iglesia ya como marido y mujer. 







"La salida fue muy divertida con todos los invitados haciéndonos un pasillo"



Gonzalo llevaba chaqué azul marino con camisa, corbata y tirantes todo de Jajoan. Llevó gemelos de Bulgari prestados por un amigo para que se casara con ellos. 



Paloma tenía claro desde el principio a quien elegiría para realizarle el vestido de su boda, Helena Mareque

"Siempre dije que me casaría con un vestido suyo! La seguía desde hacía años y lo primero que hice fue ir a su taller. El resultado fue un sueño. Me sentía "muy yo", y dio en el clavo totalmente. Ella es "la artista" por excelencia y no pudo ser más profesional y a la vez más cariñosa y atenta"




El vestido de Paloma era ¡alucinante! Con cola y mangas desmontable para dar lugar a un vestido de noche una vez comenzase la fiesta. En tono rosa empolvado con un lazo en negro a la cintura que no podía sentarle mejor. 




Eligió unos zapatos en terciopelo rosa de Magrit que combinaban perfectamente con su estilismo. Para la elaboración de su ramo confió en Chitina.




Del peinado y maquillaje se encargó Ana, una amiga de la familia que la dejó radiante. 




Como complementos llevó los pendientes que lució su abuela el día de su boda, el anillo de pedida que le regaló Gonzalo y un colgante de brillantes que le regaló su padre cuando se graduó en la universidad.


La celebración se llevó a cabo en la Finca Jardines de Abril  donde desde pequeña Paloma soñaba con casarse. "Es un lugar mágico, parece que estás metido en un cuento! Casi la mitad de los invitados venían de Madrid, y alucinaron al verla!"

"Siempre me había interesado la organización de bodas y soñaba con poder organizar la nuestra. Por lo que así fue. Disfrute cada momento, cada reunión con los proveedores, y conseguí materializar todo lo que teníamos en mente. Desde ese momento decidí que quería dedicarme a ello. Hice el curso de Wedding Planner de Vogue y estoy empezando en esta profesión"

De la decoración floral se encargó Chitina quien supo captar cada propuesta de la novia sin oponerse a nada. "Es una verdadera artista y mejor persona, y mereció la pena cada rato que pasé con ella".


De la papelería del seating se encargaron Gráficas Capitolio


No querían que fuese la típica cena de tres platos y que se hiciera interminable por lo que, aprovechando que la mayoría de invitados eran jóvenes, hicieron un cóctel largo para empezar presidido por una gran mesa de quesos y otros productos alicantinos. Como Gonzalo trabaja con Cari Goyanes, el catering que eligieron fue Sixsens. "Fue todo un éxito, y como siempre lo bordan!"


"El cóctel nos lo amenizó una banda divertidísima llamada "Los Walkers", versionando canciones de Rock, Blues y Soul, con un rollazo increíble. Fue una gran sorpresa para los invitados y muchos de ellos se animaron a bailar!"

Una vez acabó el cóctel los invitados pasaron a otra zona con un montaje increíble con el mobiliario que alquilaron en Armony. Largas mesas sin mantel con sillas de bambú cubiertas de ramas y velas les estaban esperando junto a una cortina de luces led que se convirtió el mejor photocall improvisado. 




Entraron a la cena al ritmo de la canción 24k Magic de Bruno Mars.


Tras la cena dividió su ramo en dos, una mitad para su hermano, el cual no se lo esperaba en absoluto, y otra para su mejor amiga. 


Ya en la zona de baile, Paloma comenzó bailando un vals con su padre ya que le hacía especial ilusión para continuar bailando "If you leave me now" de Chicago con su ya marido. 

Cuando comenzó la fiesta la novia se quitó el velo, la cola, las mangas, se soltó el pelo y se puso un tocado de plumas que le hizo Chitina. 


El Dj fue Alejandro Moya quien mantuvo a la gente activa en la pista toda la noche. "Quisimos que pinchara él desde el principio! Es el número 1 en las fiestas de Alicante tanto por buen Dj como por divertido!"



Tanto el reportaje fotográfico como el vídeo se lo realizaron el equipo de Kiwo, como siempre impecables. 

"Queríamos por encima de todo que fueran ellos. Son especiales y todo el equipo sabe captar cada momento a la perfección. Huyen de posados forzados, quieren que te olvides de que te están fotografiando y grabando, y la verdad es que lo consiguen! Te hacen sentir muy muy cómodo!"





La madre de la novia también vestía de Helena Mareque


"Fue una celebración muy divertida, bonita, romántica y sobre todo muy feliz!
Ojalá pudiéramos repetir cada año!"


Trailer Paloma Y Gonzalo from kiwo on Vimeo.

You May Also Like

0 comentarios

Los datos recabados para dejar un comentario en el blog serán tratados únicamente para esa finalidad. Si deja un comentario acepta la política de privacidad de esta web.