La boda de Blanca y Ángel

by - 9:00

Blanca y Ángel se conocieron en la universidad de Salamanca a través de amigos comunes. Ella es de Plasencia y fue allí, una mañana como otra cualquiera, sin que ella se lo esperase, que él le dijo "habrá que pensar en ir a pedir día para casarnos, ¿no?"
Ese día fue el 5 de septiembre de 2015 en la la Catedral de Plasencia. 









El novio llevaba un chaqué de la boda de su abuelo paterno Federico retocado por un sastre para que quedase a medida. Lo acompañó con corbata de Hermés y camisa de Hacket.




La novia llevaba un diseño de Sole Alonso, sobrio y discreto, como es ella, que acompaño con un manto del Siglo VIII de su familiar paterna de la orden del caballero elegido. ¡Precioso!



El ramo era de Verde Pimienta "Te enseñan cómo moverlo, como llevarlo correctamente, elección de los colores combinados con el vestido y manto, cuidan todos los detalles 100%".

Los pendientes fueron un regalo de su abuela en la pedida, de platino y diamantes, y habían formado parte del traje de novio de su abuelo en forma de botones.

Del peinado se encargaron en Salón Aire´s Maite, la dueña, la peinó personalmente.
"Maite la dueña me peinó personalmente y se desplazó al hotel Palacio Carvajal Girón de Plasencia en el que me vestí y puso el manto como nadie. Quiero dar gracias al equipo por lo bien que peinaron a mi familia y amigas, el trato no puede ser mejor, son muy cariñosas"


Del maquillaje se encargó Mati del Centro de Estética Esperanza de Plasencia. La dejaron estupenda sin necesidad de tener que retocarse. 

La celebración tuvo lugar en la finca Casa Palacio El Rincón propiedad de los tíos de la novia. 


"Mis tíos Juan y Ana, no pudieron hacerme mejor regalo, en Alagón del Río, a 30 minutos de Plasencia. Mi tío Juan no pudo cuidar más el jardín ese año, estaba impresionante y entre él, Ángel y el jardinero de la finca sembraron todo de brezos, ajetes, celosías, y vincas. Queríamos un aire rústico ya que era una celebración en el campo"

El catering corrió a cargo de Catering San Jorge, con el que quedaron muy satisfechos. 

La decoración tenía una temática ganadera donde el seating era un Grabado Taurino De Goya y los meseros fueron carteles de toros en los que los nombres de los toreros eran los de los invitados del que se encargaron Bárbara y José de LetraBe Estudio Creativo





El candy bar lo hicieron los tíos de la novia Astrid y Javier quienes les ayudaron muchísimo con todo lo relacionado con la boda.


De las flores se encargaron Natur Garden "En la Catedral yo no quería más que hojas verdes y margaritas, mis flores favoritas, me parece que a la catedral no le hace falta nada, por sí sola es impresionante. Sara fue la chica que se encargó de todo, no pudo estar más pendiente de nosotros e incluso las flores que queríamos para los centros no las había en el color que queríamos y las pintó una a una"


Abrieron el baile con el pasodoble de Rafael Farina, "Salamanca tierra mía". "Una sorpresa que sólo sabíamos Paco Santos el dj, Livia y yo. A mi padre se lo dije en el coche camino a la catedral porque quería que fuera una sorpresa para Ángel, le encanta la canción y también en agradecimiento a todos nuestros familiares y amigos que venían de Salamanca. Sin duda fue una sorpresa"

Sin duda fue una boda llena de amor, el ingrediente estrella en estas celebraciones y que nunca debe faltar. Compartieron risas y momentos inolvidables junto a sus seres más queridos.




Para los monaguillos la novia se inspiró en la boda de sus abuelos maternos para que fuese igual. Su madrina Ita fue la encargada de realizárselos a medida.









"No pudimos sentirnos más queridos. Inolvidable, sin duda repetiría todo otra vez. Queríamos una boda sencilla, sin ninguna pretensión, las bodas las hace especiales la gente que te acompaña y nosotros no podemos estar más agradecidos por ello"


You May Also Like

0 comentarios

Los datos recabados para dejar un comentario en el blog serán tratados únicamente para esa finalidad. Si deja un comentario acepta la política de privacidad de esta web.