Desde que amanezca...hasta la eternidad

by - 2/16/2017

Las bodas de otoño e invierno con esa luz característica y esos colores cobrizos que nos regala la naturaleza son los protagonistas de esta editorial, así como la historia de amor escrita para ella. Como siempre un equipazo de lujo que nos regala trabajos tan bonitos e inspiradores.

Jimena y Lucas se conocieron una preciosa tarde de otoño mientras ambos paseaban distraídos por las calles de Madrid. La suerte o el azar quisieron que ambos se cruzaran en un estrecho callejón del viejo barrio de las letras. Un lugar mágico donde apenas sólo dos personas podían cruzarse envueltas por la brisa de esa cálida tarde de otoño.  Se vieron, se miraron con intensidad en la lejanía de ambos extremos de la estrecha calle, continuaron andando sin apartar la mirada, pues podría suceder que la bella imagen del otro desapareciera. Y acabaron por rozarse al pasar el uno al lado del otro.


Sintieron esa chispa que sólo pasa cuando la química es tan intensa como la electricidad misma.  Y esa misma chispa les hizo detenerse. Quizá el tiempo se detuvo de verdad, no lo saben con certeza. Pero los segundos se transformaron en horas, las horas en días y los días en meses.


Y poco antes de que comenzara el otoño de nuevo, Lucas le pidió a Jimena que pasase el resto de su vida con él.  Ese mismo otoño, porque el otoño lo significaba todo para ellos.


El otoño les envolvió con sus colores cálidos y sus fragancias irresistibles y esos mismos colores y esos mismos olores tendrían que ser los testigos de su amor sellado para siempre.








Fue la intensidad de su amor la que les hizo comprender el tipo de boda que querían. Tiene gracia que esa intensidad de paso a las reflexiones más sosegadas y cabales. Saber y comprender que ese día sería suyo y solamente suyo de principio a fin. 





Que no habría protocolo o costumbre que pudiera separarles ni un segundo. Que el amor no entiende de reglas y que las reglas están para romperlas.  ¿Por qué tendrían que separarse? ¿Por qué habrían de dejar de disfrutar el uno del otro precisamente el día en el que más deberían de disfrutar el uno del otro?.










Por ello decidieron pasar la noche juntos, levantarse juntos, arreglarse juntos, escribir sus votos juntos. Llegar juntos al altar de su amor, salir juntos de la ceremonia que les uniría para siempre, caminar, comer, beber y reír juntos.














Y así, con ese sencillo planteamiento, el día comenzó. Las emociones fluyeron con naturalidad y ellos se dejaron llevar arrastrados de nuevo, como si de magia se tratase, por la brisa que les unió aquella preciosa tarde de otoño en aquel recóndito callejón del barrio de las letras. 





















fashion_film_campillo from EMOTION & MOTION on Vimeo.

Espero que esta editorial os haya gustado tanto como a mi. 
Las imágenes hablan solas y el vídeo es puro amor.
😍😍😍
CRÉDITOS:
Fotografía @nataliaibarraphotographer 
Coordinación @rodolfomacartney
Wedding planners @morethanevents
Localización @fincaelcampillo
Vestido @aliciaruedaatelier
Muah @nievestimor
Tiara @martina_dorta
Zapatos novia @dorianishoes
Traje novio @mansolutely
Zapatos novio @jesuscanovas
Flores @ndlchina
Vídeo @emotionandmotion
Modelos @adrianagatagan y @ruizdegala

You May Also Like

0 comentarios