My Valentine

by - 12/12/2016

Ha llegado el día, hoy os continúo la historia del lunes pasado, mi historia, en la que se esconde la razón de por qué este blog lleva por nombre My Valentine, al igual que el por qué de la descripción "You'll Always Be My Valentine", os dejó aquí la primera parte por si os la habéis perdido. Sin más dilaciones...allá vamos...

Él tenía que coger su tren de vuelta a casa, esa era la realidad. 
Él: -"¿Quieres que nos volvamos a ver? Porque yo sí "
Ella: "No sé...ya sabes, la distancia..."
Él: "Veámonos el lunes, venga"
Ella: "Está bien, nos vemos el lunes"
Él: "Sabes que día es ¿verdad?"
Ella: Pues lunes 14 ¿no? 
Él: "No es un 14 cualquiera, es San Valentín..."

Después de despedirse, ella le agregó a la red social del momento en aquella época, tuenti, por la que comenzaron a hablar a través de mensajes privados o por el chat, ya que marcaban una hora para ponerse frente al ordenador y hablar (sí amigos, no teníamos whatsapp, la cosa funcionaba en confiar en que el otro apareciese a la hora marcada para poder hablar, tenía su encanto os lo digo jaja 😂😂)

No dejaron de hablar en todo el fin de semana, conociéndose un poco más y, lo cierto, asustándose de lo que en tan poco tiempo sentían y en las ganas que tenían de verse, probablemente era la primera vez que deseaban con tanta fuerza que fuese lunes.

¡Y por fin llegó! Esa mañana de clase resultó ser la más eterna de la historia. Fue después de comer cuando, estando ella en su habitación, escuchó subir a alguien por las escaleras, ahí estaba él.
Ella: "¡¿Pero cómo has entrado?!"
(que el resto de inquilinos del piso sean amigos suyos ayuda a entrar sin que una se entere)

Sin dejarle a ella pronunciar una sola palabra más, la agarró por la cintura y bajo el marco de la puerta de su habitación la besó, como si fuese la primera vez, o la última, como si hubiese pasado una eternidad sin verse. 

Él: "Con las prisas y los nervios se me olvidó el ramo de flores en la mesa de la facultad... 
Bueno, al menos la de la limpieza se quedará contenta con ellas ¿no?"
Ella (entre risas): "¡Estás loco! ¡¿Pero cómo me compras flores!?"
Él: "Es San Valentín..."

Ella nunca había celebrado esa fecha, era un día como otro cualquiera hasta que llegó él para cambiarlo, para cambiarlo todo.
Pasaron la tarde hablando, contándose el uno del otro, riéndose, abrazándose y fue hacia el final de la tarde, a poco de que llegase el momento de despedirse que tumbados en el sofá surgió lo que, a ojos de todo el mundo, sería una locura.

Él: "¿Qué me dirías si te pido que seas mi pareja?"
Ella: "Digamos que no me importaría"
Él: "Bonito día para empezar a contar entonces"

Todos pensaban que estaban locos... "¡Pero si os acabáis de conocer!" "Es una locura, no va a durar" "¿Pero cómo es posible? ¿Cómo puedes sentir cosas por alguien al que casi no conoces?" 
"Y yo que sé" Esa era siempre la respuesta de ella, y era cierto, no tenía la más remota idea de cómo había sucedido, lo único que tenía claro es que era imparable e inevitable. 

A partir de ese día comenzaron sus viajes, cada lunes se convertía en el mejor día de la semana pasando a ser eternos los fines de semana en los que no dejaban de hablarse...
Un "te echo de menos" nunca había tenido tanto sentido ni lo habían sentido tanto. 


El "te echo de menos" dio paso al primer "te quiero", el primero de muchos que se repetirían cada día. 
Él: "Tengo que decirte algo..."
Ella: "Qué serio te pones. Dime anda"
Él: "No quiero que respondas, no quiero que digas nada porque sé que 
para ti es imposible que sea igual porque es demasiado pronto pero..."
Ella: "Venga hombre suéltalo ¿qué pasa?"
Él: "Estoy enamorado de ti"

Por más que quería ella no pudo decir nada, no le dejó pronunciar palabra así que tuvo que esperar un momento mejor. Una tarde soleada sentados en unas rocas observando la preciosa costa coruñesa fue el mejor momento...

Ella: "Algún día me dejarás que te responda 
a tus te quieros y me creerás ¿no?"
Él: "Si me lo dices te creeré pero ya sé que es 
muy pronto y que es imposible"
Ella: "Eso lo sabré yo mejor que tú"

Acto seguido ella le besó sabiendo que después de cada beso él le soltaba un te quiero
Él: "Te quiero"
Ella: (sonriendo sabiendo que no se lo esperaría)
"Yo también te quiero"

En ese momento ya podía venir una ola o un tsunami que volvió a pasar lo mismo que en su primer beso. El tiempo se detuvo.

Contra viento y marea y contra todo pronóstico los años pasaban y el compromiso y la unión entre ambos se hacía más fuerte. 

"Hace tiempo que sé que eres la indicada, el amor de mi vida, así que compré una alianza como símbolo de nuestra unión que llevo siempre conmigo y que te daré junto con el anillo definitivo cuando te pida que te cases conmigo"

Cada lunes uno de ellos se subía al tren, con la misma ilusión que el primer día, con los nervios en el estómago mientras esperaban en el andén, con las ganas de, algún día, coger de la mano el mismo tren, el de una vida juntos, para nunca bajarse pero...

A veces la vida se empeña en ponerlo difícil, a veces son ellos mismos....Hace poco él decidió cambiar de pronombre y no será más ella...Así que...

-A su nuevo pronombre: cuídalo, quiérelo, respétalo y siéntete afortunada porque, si te ha elegido para olvidar a ella, es que posees algo muy especial. Pero, sobre todo, no hagas que sufra lo que ella sufrió, no se lo merece.
-A él: lo bueno siempre logrará que lo que malo permanezca en silencio. El mejor regalo que le puedes hacer a ella, es ser feliz, porque como una vez le dijiste...

...Pase lo que pase,
"siempre serás Mi San Valentín"


Gracias por estar al otro lado siempre, el por qué del nombre del blog no era simplemente "un San Valentín", un nombre sin más, como habéis visto tiene mucha historia, bajo su nombre se recogen todas vuestras preciosas historias de amor que han acabado en 
¡Sí quiero! 😍😍😍
Nuevamente, ¡GRACIAS!
😘😘😘

You May Also Like

7 comentarios

  1. Mi historia comenzó también un 14 de febrero, y tiene muchos puntos en común con la tuya. Ahora estamos los dos "el momento", en cuanto pase, probablemente te escribiré para, si es posible, formar parte de esta blog tan precioso. Muchas gracias por las ideas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es posible formar parte del blog!! Sois la esencia de él! Gracias a vosotras por seguirme y leerme!! Un besazo enoormee!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Bonita sí que fue tu boda!!! Un besazo guapa!!

      Eliminar
  3. Muy romántico y enigmático. Espero que dure muchos años.

    Besos, Jasmine

    ResponderEliminar