La boda de Livia y Philipp

by - 12/13/2016

Livia y Philipp se conocieron en Frankfurt, Alemania, cuando eran compañeros de piso. Philipp es alemán y Livia se trasladó allí por trabajo, así que buscó el típico piso donde poder alquilar una habitación. Y allí estaba él. Aunque al principio no tuviesen nada de relación, tras unos meses, simplemente, surgió. No hay nada imposible para la fuerza del verdadero amor.
La fecha que escogieron para contraer matrimonio 26 de septiembre de 2015, a las 18.30 en Mallorca, cuenta con su propia historia.

"La fecha la escogimos porque es el mismo día que se casaron mis abuelos, pero ellos en el año 1948. Y los anillos son lo de ellos. Mi abuela , gracias a Dios, pudo estar en este día tan especial"





Como viven en Hamburg y se casaron en Mallorca, contaron con la wedding planner Lluïsa Llull events "Lluisa lleva en este mundo desde hace años y es una experta y la verdad que increíble. A mi me llevó la boda Claudia, y no pude tener más suerte con ella,  nos entendimos a la perfección, y no solo hizo un trabajo brillante, sino que además he ganado a una amiga"

La finca donde se celebró fue Son Mir
El catering corrió a cargo de Marc Fosh, quien tiene un restaurante con estrella en Mallorca. 
"Solo tengo buenas palabras, increíble todo, mejor en la boda que en la prueba incluso"

¡Me encanta la decoración de las mesas!
😍😍😍

De los meseros y las invitaciones se encargó Cayetana Soroa


El seating lo hicieron con botes de farmacia antiguos ya que Livia y su madre son farmacéuticas. 



Toda la decoración era preciosa y muy cuidada, en armonía con el hilo conductor de toda la boda.



Con las madres tuvieron un detalle que personalmente me encantó y es una idea genial como regalo. Les regalaron las típicas muñecas de papel con las que jugaban de pequeñas, (las mariquitas, las muñecas recortables) y llevaban varios vestidos, lo que llevaban puesto ese día, su vestido de novia y otros dos modelos. 



Y llega el turno de los protagonistas del día. Philipp llevaba un chaqué de Anton Meyer, una marca alemana que viste al marido de Olivia Palermo. 

"La verdad que está mal que lo diga pero estaba espectacular"
A la novia la maquilló Chus Fuster "es una crack, no solo como maquilladora sino como persona " Tanto es así que acabó vistiéndola ella porque todos estaban super nerviosos. 




Del peinado se encargó, Yolui, "también increíble, tuve muchísima suerte con todo el mundo, de verdad"




Livia confió el diseño de su vestido a Marta Martí, y no pudo haber hecho mejor elección. 


"La mejor del mundo, es una crack y nos entendimos a la perfección desde el principio"




El vestido era un dos piezas que constaba de body y falda, la cual cambió por un pantalón palazzo para el baile. Para el tocado Marta cosió un broche y unos pendientes antiguos de la bisabuela de Livia a un pasador para lucir su precio velo de plumetti. 



Para el baile, que lo abrieron con la canción Fly Me To The Moon de Frank Sinatra, canción que Philipp le tarareaba cuando comenzaron a salir, se soltó el pelo y se puso una corona de flores naturales realizada por Deblanc, quien también se encargó de hacerle el ramo y la decoración floral de la boda.
 "Francis es una monada, y también nos entendimos a la perfección"


Como complementos llevó su anillo de pedida diseñado por Philipp, pendientes de su bisabuela, y como zapatos, un precioso diseño de Serena Whitehaven 



Del vídeo y el reportaje fotográfico se encargaron Vis&Company, quienes como podréis apreciar, hicieron un trabajo precioso.











¡¡Por muchos años más de felicidad!
😘😘😘

You May Also Like

0 comentarios